El azúcar es un tema que genera bastante controversia en el mundo de la nutrición. En base a todo lo que se comenta y se cree, se puede llegar a una conclusión general :

Ni “es necesario para el buen funcionamiento del cerebro” ni “conviene tomarlo en una dieta equilibrada”. El azúcar no está sujeto a una base científica, simplemente existen cientos de mitos, tanto positivos como negativos,  con respecto a esta sustancia.

 

 

Desde Marty Dice vamos a tratar de desmontar algunos de ellos, sobretodo aquellos que hacen que la población viva en una especie de “burbuja de azúcar  justificada” alejada de lo que realmente es cierto.

“ Azúcar, cuanto menos, mejor ”

Primera cosa verídica: cuanto menos, mejor. Y no solo lo decimos nosotros, lo aconseja uno de los últimos estudios realizados por la OMS, en el que se recomienda que “tanto para los adultos como para los niños, el consumo de azúcares libres se debería reducir a menos del 10% de la ingesta calórica total. Una reducción por debajo del 5% de la ingesta calórica total produciría beneficios adicionales para la salud”.

Según el blog ‘El Comidista’ de El País, debemos tener especialmente cuidado con las noticias que manifiestan que el azúcar no es tan malo como nos dicen, ya que pueden estar ligeramente manipuladas por las mismas industrias azucareras o las empresas que fabrican productos azucarados.

“Entre el azúcar y la hiperactividad de los niños no existe ningún tipo de relación”

Otro mito muy común es “el azúcar pone hiperactivos a los niños”. En 2007 la EPSA determinó que “entre el azúcar y la hiperactividad de los niños no existe ningún tipo de relación”. Al igual que suele decirse eso de “el cerebro necesita azúcar para estar más activo”. Tu cerebro no necesita azúcar para funcionar, sólo glucosa que se obtiene a través de frutas, proteínas, verduras, legumbres u otros muchos alimentos que tienen azúcares intrínsecos los cuales llevan cero azúcar añadido.

¿ Y quién no ha escuchado alguna vez que “la fruta engorda porque tiene azúcar” ?
Hay algo que debemos tener muy claro, y es que ese azúcar que la fruta lleva es natural, y actúa en el organismo de una manera diferente a los azúcares añadidos que tienen tantos productos ultraprocesados.

La fruta no es mala si la tomas por la noche, ni es mala para la diabetes, ni mala si comes más de tres piezas al día..

Desde Marty Dice os recordamos que la dieta debería ser equilibrada y aportar las necesidades diarias de macronutrientes. Además, debe ajustarse al biorritmo humano, aportando alimentos más energéticos (hidratos de carbono) en el periodo diurno de actividad, y más estructurales (proteínas y grasas saludables) en el periodo nocturno de reparación.

Comments are closed.